Mejoramos la calidad de vida
de las personas y del medio donde habitamos
< Volver al listado

2012 - 8 Noviembre


El jueves 8 de noviembre el Sr. Roque Gistau, presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y saneamiento (AEAS), la Asociación de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos y de la Expo Zaragoza-2008 , y reconocido experto en los aspectos técnicos de la planificación hidrológica , con visión de futuro sobre la gestión del agua para este siglo, pronunció la conferencia:

"LA PLANIFICACIÓN HIDROLÓGICA.
La futura gestión del agua en el siglo XXI"
.

El acto, presidido por el Sr. Jaume Roca, vicepresidente de Fundación Mina de Aguas de Terrassa, y Sr. Marià Galí, Presidente de Mina, Aigües de Terrassa, contó en esta ocasión con una nutrida asistencia de directivos y altos representantes de empresas del sector. Se llenó, una vez más, la sala Fórum del Diari de Terrassa.

Excusando la presencia del Il • lmo. Sr. Pere Navarro en tanto que presidente de Fundación Mina, en las presentaciones, Jaume Roca y Marià Galí destacaron, además del extenso currículum del conferenciante, el entorno y contexto en que se llevaba a cabo esta conferencia, al encontrarse Mina Pública de Aguas de Terrassa celebrando en su 170 aniversario y, Terraza, conmemorando el 50 aniversario de las trágicas riadas de 1962, tratando nuevamente la temática de la gestión del agua, tal y como hizo en 2006, la entonces Ministra de Medio Ambiente, Excma. Sra. Cristina Narbona, en la tercera conferencia de este ciclo.

El Sr. Gistau inició su amena intervención, haciendo mención de las palabras de Paul Kennedy, (historiador británico, especializado en las relaciones internacionales y en las luchas y equilibrio entre las potencias mundiales) que "de aquí al 2050 la escasez futura de la agua constituye la mayor amenaza para la seguridad de los humanos ". Hizo un repaso del panorama mundial en cuanto a las carencias de la gestión actual y los desequilibrios que afectan a diferentes áreas de la población mundial, en cuanto a ritmos de crecimiento, rentas per cápita y acceso al agua potable y al saneamiento, donde hay 900 millones de personas sin acceso al agua potable y 2.600 millones sin servicios básicos de saneamiento. Los retos a los que nos enfrentamos, el primero debe ser el abastecimiento a la población, antes que a la industria y especialmente al regadío, al que señaló como principal consumidor, el 75%, en muchas ocasiones en exceso. Referente a la preocupante evolución del recurso agua, dada la expansión de la demanda y agudizada por el cambio climático y por su mayor irregularidad en las precipitaciones, destacó que si bien hoy en día, con la población actual existe un déficit del 7% en la disponibilidad de agua, de cara al 2030, con la misma disponibilidad del recurso, el déficit se situará en un preocupante e inalcanzable 40%. Para resolver estos retos, se hace necesario un cambio total en los medios tradicionales de gestión, con la participación de los poderes públicos, usuarios, organizaciones cívicas y sector privado.

Es necesario mejorar y mucho la gestión y la eficiencia de los sistemas de regadío agrícola actuales, y sólo deberían hacerse de nuevos aquellos que puedan pagar el costo real. Frente a la demanda del sector agrario (75%), situó la demanda urbana, con el 15% como prioritaria y, aunque sanitariamente el agua es, con diferencia, el producto sometido a más controles, sería conveniente promover un ente regulador, interlocutor del sector, que posibilitara la garantía de calidad de los servicios prestados, la recuperación de costes y la aplicación de excepciones cuantificadas y la promoción y regulación de la participación privada.

Referente al precio del agua, sitúa la media del Estado Español en los últimos lugares de los países más grandes de Europa, significando su baja incidencia en la renta familiar. Además, la complejidad política del incremento de tarifas, dificulta su eficiencia y buena gestión, destacando que habría que hacer un ejercicio de transparencia y comunicación para explicar a los usuarios el porqué de los precios de este recurso, que en todo caso deberían adecuarse al coste real.

Concluyó que, el sector carece principalmente unidad de acción y apoyo institucional, sin que tengan que ser subvenciones.

Ver vídeo
 

Sres. Galí, Roca i Gistau (dcha. a izda.)

Sres. Galí, Roca i Gistau (dcha. a izda.)